Terapias

Terapia Individual

Se conoce como Terapia Individual al encuentro entre el psicólogo y el consultante en un ambiente de aceptación, confidencialidad y apertura que le facilite expresar sus problemas y emociones. De ahí que la comunicación debe ser sincera, directa y honesta.

Este tipo de terapia es una herramienta que permite al consultante, adquirir una mejor compresión y aceptación de sí mismo y de su entorno. Así como encontrar soluciones a sus problemas, lograr cambios y modificar los pensamientos y comportamientos que le afectan y mejorar su calidad de vida.

Desarrollo de la terapia

La terapia se centra en entender cómo piensa el paciente acerca de sí mismo, de otras personas y de su medio ambiente. Así también, la forma en que afecta a sus pensamientos, sentimientos y en consecuencia a sus actos.
En la primera consulta o entrevista inicial, se analiza la situación que lleva al paciente a buscar ayuda profesional, recogiendo toda la información necesaria con la cual diseñar una terapia personalizada.
Inicialmente, se acostumbran sesiones semanales. Conforme se logren avances positivos en el tratamiento, las consultas se irán espaciando hasta la conclusión del tratamiento.
Si es necesario, la comunicación entre paciente y terapeuta podrá realizarse vía correo electrónico u otra modalidad que acuerden entre ambos, para aclarar dudas o dar seguimiento a la terapia.

Terapia de Pareja

En la Terapia de Pareja se busca establecer un marco de confianza y respeto. Crear un clima colaborativo entre los miembros de la pareja y el psicólogo. Y un enfoque de la resolución de sus conflictos y mejora de la relación.
Uno de los conflictos más frecuente de la pareja, donde uno de los miembros posee una discapacidad motriz, está en el aspecto sexual. También es común hallar dependencia emocional, baja autoestima, depresión y estrés de parte del miembro de la pareja con la discapacidad.

Desarrollo de la terapia

En la primera consulta o entrevista inicial, el psicólogo(a) evalúa los motivos que llevó a la pareja a la situación actual. Recoge la información que considere necesaria para desarrollar el tratamiento psicológico pertinente y necesario, ajustándola a las necesidades específicas de la pareja.
La terapia se basa en técnicas terapéuticas que promuevan la comunicación efectiva, el intercambio positivo, la expresión de sentimientos, la solución de problemas y la negociación. Se entrena a la pareja para gestionar adecuadamente los momentos de enfado y hostilidad. Así como una capacidad de afrontamiento de los conflictos de manera eficaz, evitando el apego negativo; promoviendo e incrementando la intimidad y una mejor vida sexual.

Terapia de Grupo

La Terapia de Grupo es guiada por un terapeuta profesional, provee un contexto en el que se comparten los problemas y/o preocupaciones parecidos para comprender mejor la situación propia, y aprender de la experiencia de los demás.
Esta técnica grupal ayuda a las personas a conocerse a sí mismas, y a mejorar sus relaciones interpersonales. Reduce los problemas de soledad, depresión y ansiedad del paciente. Y es útil para gestionar cambios importantes y positivos en su calidad de vida.

Desarrollo de la terapia

La terapia de grupo es una técnica psicológica colaborativa, en la que el terapeuta asume la responsabilidad clínica del grupo y de sus miembros. La actividad se desarrolla durante 75 a 90 minutos aproximadamente. En ella, se promueve la expresión libre y honesta de sus problemas, sentimientos, ideas y reacciones. Esta provee, a los miembros del grupo, del o de los temas mediante el cual pueden comprenderse y ayudarse. Los miembros no sólo aprenden de sí mismos y sus propios problemas, sino que actúan también como “auxiliares terapéuticos” de los demás.

Terapia Familiar

Los problemas están presentes en todo tipo de relaciones, y en las familiares, no pueden ser la excepción. Los conflictos ocurren en todo tipo de familias, ya sean monoparentales, homoparentales, nuclear, extensa, ensamblada, adoptiva, etc.
Normalmente los problemas familiares, si se gestionan adecuadamente, son solventados de forma eficaz. No obstante, algunas relaciones se deterioran tanto que la familia se ve rebasada en la solución por sí mismas. Y, en una familia donde alguno de los miembros tiene alguna discapacidad, se encuentra más expuesta a estos conflictos, lo que hace necesario, en ocasiones, acudir por ayuda profesional.

La terapia familiar es a menudo a corto plazo. Suele incluir a todos los miembros de la familia o sólo a quienes estén aptos para participar. El plan de tratamiento depende de la situación específica del problema familiar.

Desarrollo de la terapia

La terapia familiar busca soluciones al conflicto enfatizando el respeto mutuo como individuos, con sus deseos y sus necesidades particulares, incrementando la compresión y el apoyo emocional. Desarrolla actividades que den cohesión al grupo familiar, proporcionando estrategias de comunicación eficaz. Siempre, encaminadas a mejorar el funcionamiento de los miembros como grupo familiar y de manera individual.
Las sesiones de terapia familiar promueven la enseñanza de habilidades para manejar el estrés y profundiza en la interrelación familiar, durante y después de terminado el tratamiento.

Terapias

2 Responses to Síntomas físicos, emocionales y cognitivos del duelo

  1. Samuel Hernández dice:

    Hola buen día, tengo una pregunta. ¿De casualidad saben de un telefono confiable donde me puedan dar una consulta con un psicologo, por favor?
    Espero me puedan ayudar.
    Gracias.

     
    • Hola Samuel Hernández, lo comenté en tu correo, pero te comento aquí también, que en mi consultorio podemos atender tus problemas, sólo dime si aún necesitas la atención para darte todos los datos.
      Puedes marcarme al cel. 55 1777 3294 mencionando tu nombre y el Portal de Discapacidad Motriz.
      Psic. Efraín Pérez León
      Saludos.

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *