Viaja en el metro… a través del tiempo

Por • 08/02/2017 • Museos AccesiblesComentarios728

El metro de la Ciudad de México es parte de quienes la habitamos. Sus líneas se entretejen con nuestra vida cotidiana y nuestras historias familiares, esas que vamos contando de generación en generación.

No es raro escuchar frases como: “A tu papá le tocó abordar el primer convoy en Zaragoza, en 1969”, o “Mi trayecto de todos los días es la línea 12”.

Y justo en la estación Mixcoac de la línea 12 nos detenemos, para viajar en el tiempo… Estamos en el recién inaugurado Museo del Metro, al que llegamos fácilmente por rampas, escaleras eléctricas y elevadores.

UN ESPACIO PLURAL

En este nuevo recinto convergen hombres y mujeres de diversos estratos, edades y condiciones. Aquí, de manera espontánea, se dialoga no solo con palabras sino también con miradas y recuerdos.

El museo consta de siete salas, aborda la historia del Sistema de Transporte Colectivo (STC) desde que en 1967 el entonces presidente, Gustavo Díaz Ordaz, decretó construir y operar un tren rápido para el transporte colectivo en el Distrito Federal.

Se exhiben fotografías, objetos y documentos que hacen parada en el proceso de construcción de las estaciones, con los colores e iconografía que las identifican. La visita nos permite conocer a ingenieros, diseñadores y arquitectos que han contribuido a la urbanización de nuestra metrópolis.

Iconos del metro

Iconos del metro

Además, hay una sala que exhibe objetos que se han ido encontrando en las excavaciones y que son un legado de antiguos pobladores de la ciudad. Y no podía faltar una sección dedicada al arte, pues desde el inicio de sus operaciones el STC ha reunido y expuesto obra de importantes creadores.

Asientos del metro

Asientos del metro

 

El metro y su museo son un ejemplo de pluralidad y un espacio donde transita la cultura.

Abierto de martes a domingo, de 10 a 20 horas. La entrada es libre durante los dos primeros meses, y después se cobrará una cuota simbólica.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *